Distracción digital

No es nuevo que los niños estén sobreexpuestos a los dispositivos digitales, desde hace varios años se notó el uso exponencial que se le da ahora a la tecnología. ¿Cuántos dispositivos inteligentes tenemos en casa?, hagamos cuentas. En un hogar de clase media, por lo menos hay una televisión inteligente, un teléfono para cada integrante de la familia, computadoras personales y tabletas. Eso por decir lo menos.


Son demasiados dispositivos con los que contamos. Si un niño se aburre de ver Netflix en la tableta, pasará a la televisión, después pasará al teléfono celular para jugar videojuegos, lo que quiere decir, que todo el tiempo que antes invertíamos en ver la TV, ahora se reparte en una serie de dispositivos que capturan la atención de los niños. Desde hace mucho tiempo hay un debate sobre la bondad o maldad de las tecnologías para los menores, y en este sentido, hay teóricos realmente importantes que defienden su uso y otros que lo denigran. Lo que estamos obligados a hacer como padres de familia es asimilar y comprender lo que nuestros niños realmente necesitan y requieren, para tener un mayor control, respecto a los tiempos que éstos pasan frente a las pantallas. De otra manera, esa distracción digital a la que están expuestos acabará alienándolos.


5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo